Entrenando en el monte del Gato


Ayer tuvimos la oportunidad de pasar una mañana divertida por el monte del Gato. Mientras Amaia caminaba por el monte, María y yo mismo estuvimos practicando alguna de las bajadas complicadas que hay por esa zona, alguna de las cuales es bastante complicada.

En esta ocasión el entrenamiento no fue físico sino técnico, y aunque el número de kilómetros que hicimos fue muy bajo; en esta ocasión lo importante era pasarlo bien bajando y subiendo esas zonas complicadas, que generalmente dan miedo la primera vez que las afrontas, aunque no sean tan difíciles como a priori pudieran parecer.

Y puedo decir que nos lo pasamos bien, disfrutando del paisaje y de la bici. Estos paseos hay que repetirlos.

Os dejo un vídeo que muestra lo que hicimos en el monte del gato.

Rodrigo

María Filgueiras

No hay comentarios:

Publicar un comentario